lunes, 31 de marzo de 2008

EDUARDO II DE INGLATERRA


La Historia nos cuenta, que allá en Inglaterra
Hubo un rey un día; muy poco varón,
Le colocan cuernos; grandes, relucientes,
Solo porque a hombres, entregó su amor.

Eduardo Segundo, fue un rey de Inglaterra,
Nació en el castillo de “Caernarfón”,
De Leonor fue hijo, y de Eduardo primero,
De ésa descendencia, fue único varón.

Conoció él, en Francia, a la Isabelita,
Y en ciudad Bolougne se casan los dos,
A Isabel de Francia le dicen “La Loba”,
¿Qué clase de loba? Lo sabrá mi Dios.

Su gobierno es débil, intrigas no faltan,
Su esposa encabeza la sublevación,
Lo tachan de “raro”, por que tiene amores,
Con unos Despencer, y Piers Gavestón.

Mortimer (Sir Roger), e Isabel su amante,
Los dos le declaran total rebelión;
Los ayuda el Papa, y allá, desde Francia,
Planean su caída y la gran invasión.

Con Eduardo preso; la reina y su amante,
Deciden matarlo, sin más compasión,
Penetran en su ano, daga al rojo vivo,
Y matan a Eduardo, por ser “maricón”.

Dicen los chismosos, o los humoristas,
Que al sentir la daga, solo murmuró;
“Yo muero en lo mío, muero de contento,
Que hombre tan ardiente, que a mí me tocó.”

1 comentario:

duendeoli dijo...

Aquí podéis ver la obra completa de Eduardo II disponible en youtube. Un trabajo atemporal con tintes futuristas. Una adaptación de la obra de Cristopher Marlowe. http://www.youtube.com/watch?v=NgPe7fj-A8w